Los tres estados financieros que no debes perder de vista en tu empresa

Los tres estados financieros que no debes perder de vista en tu empresa

Dentro de la administración de cualquier negocio, llevar una correcta administración de las finanzas es, quizás, la labor más importante para lograr su estabilidad y rentabilidad.

Sin embargo, tener un buen control del flujo de dinero es uno de los problemas más comunes que enfrentan las pymes, sobre todo cuando son incipientes. Por esta razón, es indispensable tomar nota de los estados financieros fundamentales, puesto que así, como emprendedor y dirigente de tu propio negocio, no tendrás que meterte en el análisis de montones de informes que probablemente sólo entorpezcan tu labor y te llenen de frustración al no verle fin a esta tarea que no tiene por qué ser tan complicada.

Pensando en ello, en esta ocasión te contamos en qué consisten los tres estados financieros básicos y cómo pueden promover el desarrollo de tu empresa cuando su análisis es el correcto.

1. Balance general

Se trata del primer punto de referencia para saber si la salud financiera de una empresa es buena o mala, ya que muestra –como su nombre lo dice— el balance entre los pasivos (deudas) y el capital (patrimonio) que conforman los activos de la compañía. Expresado más esquemáticamente, tenemos la siguiente fórmula:

Activos= Pasivos + Patrimonio.

Partiendo de esto, lo ideal es que el valor del primer sumando no rebase nunca el del segundo y, para el reporte en concreto, se debe prestar atención en la correcta clasificación de activos y pasivos, pudiendo ser estos circulantes, fijos, a largo plazo y diferidos.

2. Estado de resultados

Conocido como estado de pérdidas y ganancias, es el estado financiero que muestra las ventas y gastos de una empresa durante un periodo de tiempo determinado.

Se compone de los rubros ventas, costos y gastos, los cuales hacen alusión, respectivamente, a los ingresos, inversiones y egresos por conceptos operativos. Dentro de esto, se incluyen las ganancias y pérdidas de dinero y las no monetarias.

La exactitud de este informe es de suma importancia para conocer los índices de rentabilidad, evitar costos innecesarios y errores en las proyecciones de la compañía.

3. Estado de flujo de efectivo

Muestra de dónde proviene el dinero y qué destino se le da. En general, es un indicador de la solvencia económica de cualquier negocio y el informe debe ser actualizado constantemente para tener una noción completa de las capacidades de la empresa para afrontar gastos circulantes, fijos y a futuro.

Tener un control adecuado de estos tres estados te permitirá tomar mejores decisiones para hacer prosperar tu negocio o rescatarlo cuando las cosas no van bien. Para lograrlo, lo mejor es contratar una empresa de servicios administrativos que te ayude con estas funciones que, probablemente, escapen a tus conocimientos como propietario y a las responsabilidades y capacidades de tu personal.

En OSA contamos con un equipo de expertos en finanzas y labores administrativas para hacer que tu negocio marche sobre ruedas. Contáctanos y descubre la gama de servicios que tenemos para ti.

Contáctanos

  • Santa Fe, CDMX

Acerca

Somos una empresa especialista en servicio de administración de empresas, Apoyamos con personal altamente calificado y con amplia experiencia en actividades normalmente realizadas por un auxiliar administrativo

Cotiza





Copyright © 2019 OSA