Centro de costo, clave para el crecimiento de las pequeñas empresas

Centro de costo, clave para el crecimiento de las pequeñas empresas

Dentro de toda empresa, la contabilidad financiera es una herramienta indispensable que, sin embargo, tiene algunas limitaciones en cuanto al aporte de información minuciosa para realizar el análisis interno de la organización, pues su objetivo principal es generar datos un tanto más generales que van encaminados al cumplimiento de requerimientos legales o hacia agentes externos, como inversionistas, asociados, acreedores u otras organizaciones rectoras del mercado.

De esta manera, aunque es cierto que un buen plan de contabilidad facilita enormemente la obtención de datos pertinentes para la administración del dinero de una compañía, existen otros modelos que permiten tener un mejor control de su flujo dentro de la misma: los centros de costo.

¿Qué es un centro de costo?

La contabilidad de costes tiene la finalidad de generar información interna por medio del registro, cuantificación y agrupación de datos útiles para la evaluación de la eficiencia de la gestión empresarial.

Para ello, se recurre al esquema de centros de costo, los cuales refieren a las delimitaciones concretas de áreas o factores que representan un gasto para la empresa en sus labores productivas, administrativas, de servicio o de venta.

Aunado a ello, los centros de costo se dividen en principales y auxiliares, los cuales intervienen en el proceso productivo de forma directa o indirecta, respectivamente.

Siguiendo de esto, un centro auxiliar podría ser, por ejemplo, un coche o cualquier vehículo útil para los diferentes departamentos o áreas de la empresa, las cuales, a su vez, representan los centros principales. Dada su relación, los costes de los primeros se incluyen o reparten en los segundos.

En pocas palabras, un centro de costo es un emplazamiento bien delimitado en el que se generan gastos y que cuenta con un responsable y un presupuesto establecidos.

¿Cuál es su utilidad en la pequeña empresa?

Tanto para grandes compañías como para las pertenecientes a la pequeña y mediana empresa (pymes), la contabilidad de costes sirve para la toma de decisiones en la elaboración estrategias de producción, administración interna de las áreas y personal necesario, además de la estimación del costo total de los productos según diversas variables, como gastos y tiempo de fabricación.

En este sentido, los centros de costes permiten ver un panorama detallado del dinero que se desembolsa para cada uno de los departamentos de la empresa, lo que permite observar su desempeño en relación con el balance de lo que gastan y producen.

Implementar un esquema como éste es fundamental para hacer un reparto adecuado de gastos al interior de la compañía y elaborar proyecciones para implementar mejoras operativas. Para ello, en OSA ponemos a tu disposición nuestros servicios administrativos en línea con los que podrás llevar una buena gestión empresarial de manera sencilla gracias a nuestro grupo de expertos y herramientas digitales. Contáctanos y permítenos darte una asesoría personalizada.

Contáctanos

Acerca

Somos una empresa especialista en servicio de administración de empresas, Apoyamos con personal altamente calificado y con amplia experiencia en actividades normalmente realizadas por un auxiliar administrativo

Cotiza





Copyright © 2019 OSA

Abrir chat