Errores comunes en control de gasto empresarial

Errores comunes en control de gasto empresarial

Para hacer que un negocio sea rentable es preciso tener un buen balance entre los gastos de la empresa y el precio final que dará a los productos o servicios que comercialice, ya que, como es lógico, no sería redituable gastar más de lo que se puede recuperar al vender.

Aunado a este equilibrio, el control de gastos debe ser, además, una herramienta que permita administrar los recursos de manera que puedan conseguirse mejores precios al público, mayor demanda de lo que se ofrece, poder afrontar crisis económicas y evitar dificultades financieras internas por mala distribución de ingresos y egresos.

Así, para que puedas llevar unas finanzas sanas dentro de tu negocio, te decimos algunos errores comunes en el control de gastos para que no caigas en ellos.

1. Registros desactualizados

Aunque pueda sonar obvio, la información sobre los gastos de una empresa no es siempre clara, puesto que en numerosas ocasiones se siguen manejando precios de proveedores que son del año pasado, existen errores de dedo en la contabilidad o se omiten accidentalmente registros, por lo que antes que nada es imprescindible que todas las listas de gastos sean revisadas y actualizadas.

2. Falta de división de gastos

Es recomendable dividir gastos variables (compra de materias, primas, transporte, distribución, marketing, etcétera) y fijos (renta, servicios de suministro, permisos, entre otros), ya que los primeros se irán adecuando a la producción y pueden ser distintos mes con mes, mientras que los segundos se mantienen estáticos, por lo que habrá que hacer una buena proyección a futuro de ellos, ya que difícilmente pueden ser susceptibles de recortes de capital.

3. No elaborar un presupuesto anual

El plan de ingresos y egresos debe contemplarse mensual y anualmente, ya que así tendrás un panorama más amplio de lo que puedes gastar cada mes y la posibilidad de ajustarlo conforme a los siguientes en caso de que por algún imprevisto te hayas visto en la necesidad de excederte.

4. Descontrol de pagos fiscales

El no estar al corriente en tu facturación puede traerte varias multas y recargos que incluso podrían llevar a la quiebra a tu negocio, sin contar posibles implicaciones con delitos fiscales que pueden derivar en largas investigaciones judiciales y hasta la cárcel, sólo por no tener las suficientes precauciones al hacer tu facturación.

Para evitar todos estos errores, una buena opción es contratar los servicios de un outsourcing administrativo que, además de poder ayudarte al control de gastos, te ofrece diversos beneficios, tales como servicio de cuentas por cobrar, facturación y administración de tus cuentas bancarias.

En OSA Servicios de Administración Para Empresas podemos ayudarte a llevar adecuadamente la gestión de cuentas por cobrar de tu empresa. Contáctanos y recibe una asesoría especializada.

Acerca

Somos una empresa especialista en el outsourcing administrativo, Apoyamos con personal altamente calificado y con amplia experiencia en actividades normalmente realizadas por un auxiliar administrativo

Cotiza





Copyright © 2020 OSA